Puertas enrollables de seguridad compuestas de lamas horizontales fabricadas en aluminio extrusionado, acero galvanizado o acero inoxidable. El funcionamiento es muy similar al de una persiana, cuentan con unos carriles laterales, el eje que ayuda al articulado de las lamas y un cajón metálico para ocultar la recogida de la misma, además de las cerraduras de seguridad situadas en la lama de refuerzo inferior.

Para ofrecer un alto grado de resistencia y seguridad, las lamas que componen este tipo de puertas se fabrican con grosores medios desde 0.7 mm hasta 2 mm (dependiendo del modelo y material de fabricación). Todos los cierres enrollables cuentan con una placa inferior de refuerzo que proporciona mayor rigidez y reduce el combado de las lamas por intentos de intrusión. Por sus características comunes, este tipo de cerramientos le permite proteger su vivienda o negocio con una puerta enrollable compacta y segura.

Gracias a la variedad de materiales de fabricación y al espesor de las diferentes lamas contamos con una amplia gama de modelos que se ajustan a las necesidades y las dimensiones de todos los espacios a proteger.